Wednesday, April 30, 2008

Marley vs. Dylan: Los tiempos cambian



La idea de que los tiempos cambian, de que el mundo se puede invertir y quienes mandan pueden caer, es una forma narrativa que adquiere la idea de redención. Se trata, pues, de un antiguo discurso profético que denuncia el mal en la Tierra y el alejamiento de los poderosos de la voluntad de Dios.Ciertamente, el mito moderno de la revolución se parece, pero no es exactamente igual.

Por un lado, es inevitable percibir las reverberaciones bíblicas en, por ejemplo, el Manifiesto comunista, emblema y máxima expresión del panfleto revolucionario en la sociedad industrial. La coincidencia principal con el texto sagrado es el valor que adquieren las masas por sobre los individuos y la noción de que la historia se mueve en base a un principio superior a los seres humanos y cuyo sentido verdadero será revelado en el momento del apocalipsis, que habrá de ser una especie de apoteosis, es decir, un hecho de dimensiones divinas, supra-humanas. No es, pues, difícil dar el paso del Manifiesto comunista a la Teología de la liberación, ya que esta última no es sino una relectura de la historia de los oprimidos como los elegidos por la Historia o, lo que es casi lo mismo, por Dios.

Pero por otro lado, la idea de revolución moderna posee una diferencia fundamental con el mito arcaico de la redención: el cambio no es ordenado por Dios sino que es consecuencia de un proceso social; además, el cambio no es restaurador sino instaurador. Se trata de la victoria de un mundo absolutamente nuevo y, por tanto, incomprensible desde las profecías tradicionales. El revolucionario, por ello, valora lo nuevo y se opone a lo tradicional, que considera viejo, desgastado e inútil.

Como suele suceder, los mitos y los modelos narrativos se entrecruzan según el cambio de sensibilidades. Los revolucionarios de ahora no desdeñan sino que buscan reivindicar las tradiciones indígenas en busca de una pureza pervertida por la civilización colonizadora. La acción acepta formas de reacción y esto, que en principio puede extrañar, se explica porque tanto el mito de la redención como el mito de la revolución tienen en común la idea de que el orden que conocemos puede ser transformado e invertido, al punto que se haga irreconocible para quienes defienden los valores establecidos.

Times They are A-Changing es una hermosa canción de Bob Dylan que expresa muy bien esta sensibilidad moderna junto con el principio de que el futuro debe ser compredido como la vindicación de quienes padecen pobrezas, opresiones o injusticias. Esta es una fuerza indetenible que no podrá ser revertida por quienes sigan pensando y actuando como viejos. El tiempo es representado como una fuerza superior a la voluntad y que por sí mismo vencerá. Es, entonces. una bella canción de redención y esperanza que cumple con la necesidad humana de soñar y desear una vida mejor. He escrito esta modesta traducción y, más abajo, pueden ver los vínculos a diferentes versiones del mismo tema. Juzguen cuál les parece la mejor y cuál la peor.

Finalmente, comparemos el texto de Dylan con el de Bob Marley, tomado de su canción War que a su vez es una reinterpretación de un discurso del rey Haile Selassie como explico aquí. Lo interesante es que Marley, quien sí asume de una tradición abiertamente redentora arcaica, pronuncia un texto más enfocado en la acción que en la vindicación supra-humana. La canción de Marley es, significativamente, más moderna en ese sentido que la del cantante norteamericano.


Los tiempos están cambiando

Vamos todos
Estén donde estén
Y admitan que las aguas
Alrededor van a rebalsarse
Y acepten que pronto
Los mojarán hasta los huesos.
Si vale la pena
Salvar su tiempo
Entonces empiecen a nadar
Para no hundirse como la piedra
Porque los tiempos están cambiando

Vamos, escritores y críticos
Que profetizan con sus plumas
Abran bien los ojos
Que otra oportunidad no vendrá
Y no hablen tan rápido
Porque aún la rueda da vueltas
Y no se sabe a quién
Habrá de elegir
Porque el perdedor ahora
Será después quien gane
Porque los tiempos están cambiando.

Vamos, senadores, diputados
Atiendan, por favor, el llamado
No se queden en las entradas
No bloqueen los pasillos
Porque saldrá herido
Quien se haya estancado
Hay una batalla allá afuera
Y está ardiendo
Pronto remecerá sus ventanas
Y sonará en su paredes
Porque los tiempos están cambiando.

Vamos, madres y padres
De todo el país
Y no critiquen
Lo que no pueden entender
Sus hijos e hijas
Están más allá de sus órdenes
Su viejo camino
Rápidamente envejece Por favor, salgan del nuevo
Si no pueden ayudar
Porque los tiempos están cambiando
Ha sido marcada la línea
Ha sido pronunciada la maldición
Quien hoy es lento
Luego será rápido
Y el presente ahora
Luego será pasado
El orden
Rápidamente desaparece
Y quien hoy está primero
Será luego el último
Porque los tiempos están cambiando.

Versiones

Bob Dylan:

http://www.youtube.com/watch?v=0yT_XQsoMgk

http://www.youtube.com/watch?v=-D9S48A81os


Tracy Chapman
Guerra (War de Bob Marley)

Hasta que la filosofía que sostiene que una raza es superior
Y otra inferior
Sea final
Y permanentemente
Desacreditada
Y abandonada
Por todas partes hay guerra
Yo digo ‘guerra’

Hasta que no haya más
Ciudadanos de primera y de segunda clase de cualquier nación
Hasta que el color de la piel de un hombre
No sea de mayor significado que el color de sus ojos
Yo digo ‘guerra’
Que hasta que los derechos humanos básicos
Sean igualmente garantizados
Sin importar la raza
Esto es guerra
Que hasta el día en que
El sueño de una paz duradera.la ciudadanía mundial
La ley de la moralidad internacional
Se mantengan como ilusiones efímeras que han de ser perseguidas
Pero nunca conquistadas
En todas partes hay guerra.

Y hasta que los innobles e infelices regímenes
Que mantienen a nuestros hermanos en Angola
En Mozambique
En Sudáfrica
En un sometimiento infrahumano
Hayan sido superados
Finalmente destruidos
Entonces, en todas partes hay guerra
Yo digo ‘guerra’

Guerra en oriente
Guerra en occidente
Arriba hacia el norte
Abajo hacia el sur
Guerra
Rumores de guerra
Y hasta tal día
El continente africano
No conocerá la paz
Nosotros, africanos, pelearemos
Lo encontramos necesario
Y sabemos que ganaremos
Porque confiamos
En el triunfo del bien
Sobre el mal.

Escuchen la canción aquí y aquí.





Imágenes tomadas de aquí y aquí.

6 comments:

Salvador said...

Nadie canta a Dylan como Dylan, decìan en los 60s, aunque las versiones de los Byrds me parece excelentes.

Dylan no se quedó en The Times They Are A-changing. Más de treinta años después de esa canción, Dylan, algo desesperanzado del mundo, escribe Things Have Changed (dicho sea de paso, por la que ganó un Oscar a mejor canción de película). Los tiempos estaban cambiando en los 60s, y llegaron a cambiar. Pero no como Dylan pensaba. También con referencia bíblica: "Si la Biblia no se equivoca, este mundo va a reventar".


THINGS HAVE CHANGED
(Las cosas han cambiado)

Hombre inquieto con una mente inquieta
No tengo a nadie delante y nada a mi espalda.
Hay una mujer en mi regazo,
bebe champán,
Tiene la piel muy blanca, y ojos de asesina.
Estoy mirando los cielos tintados de zafiro
Vestido de fiesta, mientras espero el último tren.

De pie en el patíbulo,
con la soga al cuello
En cualquier momento
se puede liar la bronca.

CORO:
La gente está loca, corren tiempos extraños
Estoy encerrado a cal y canto,
fuera de todo alcance
Solía importarme..., pero las cosas han cambiado.

Este lugar no me está sentando nada bien,
Me he equivocado de ciudad,
debería estar en Hollywood.
Por un instante me pareció ver algo
en movimiento,
Voy a tomar lecciones de baile
y practicar el jitteburg
No hay atajos que valgan, me voy a trasvestir
Sólo un loco creería
que tiene algo que demostrar aquí.

Ha llovido mucho desde entonces,
ha llovido sobre mojado,
No se levanten caballeros,
sólo voy a pasar.

He andado cuarenta millas por malos caminos,
Si la Biblia no se equivoca,
este mundo va a reventar
He intentado alejarme todo lo que he podido de ti.
Algunas cosas no pueden tocarse, queman.
La mente humana sólo aguanta hasta un punto,
No se puede ganar cuando los naipes vienen mal.

Me apetece enamorarme
de la primera mujer que vea
Sentarla en una carretilla
y pasearla calle abajo.

Me hieren con facilidad,
sólo que no lo demuestro,
Se puede lastimar a alguien y no saberlo
Los próximos sesenta segundos
podrían ser una eternidad,
Me voy a deprimir, me voy a colocar,
Toda la verdad del mundo
acabará siendo una gran mentira,
Estoy enamorado de una mujer
que ni siquiera me atrae.

El Sr. Jinks y la Sta. Lucy saltaron al lago,
Yo no estoy ansioso por equivocarme.

Daniel Salas said...

Muchas gracias por el dato, Salvador. En efecto, parece que solo Dylan canta bien a Dylan.

litio said...

Muy interesante el contraste y el pequeño análisis.

No me queda del todo claro que el discurso profético sea restaurador y no instaurador ¿La idea del apocalipsis no es la instauración de un "reino" absolutamente nuevo, quizá incognoscible para los contemporáneos? (y creo que algo similar serían los pachacutis y otras visiones proféticas o milenaristas). ¿El apelar a valores antiguos ya perdidos no es también un recurso -tal vez retórico- de las ideologías revolucionarias? (pienso en la idea del "comunismo primitivo").

Por otro lado, hace poco leí que para Toynbee el comunismo viene a ser una especie de judaismo/cristianismo que simplemente le llama "necesidad histórica" a Dios y "proletariado" al "pueblo elegido". No sé si estoy de acuerdo pero me parece sugerente.


Sobre la canción de Dylan, dicen que los primeros dos versos remiten a una tradición trovadoresca medieval ("acérquense pobladores que les voy a contar algo...")

Andrea Naranjo said...

rayos la cosa era por acá.
Mejor, para recordar que Marley y los rastafaris rescatan un mito arcaico sobre que la población negra es judía ( salomón) de ahpi su mesianismo y su reivindicación frente a la opresión musulmana en África y las explotaciones a vista y paciencia de la Iglesia católica y protestante.
Recuerden Jah war inna Vatican ( o babylon hay de las dos versiones de Max Romeo
Además Selassie no era el hijo de Dios, era dios mismo reencarnado haciendo de su Estado su Imperio y eso no hay liberalismo que lo soporte, y ahí viene el eterno debate , pues cae perfecto con el mesianismo comunista ( sobre todo el stalinista).
Me repito Para mi Marley siempre fue lo mejor con Wailing Wailers Musicalmente bueno pero el reggae es demasiado lento para mi , me quedo con el ska
.
Interesante post pues estamos hablando de las raíces de la música contemporánea como expresión social ( con toda la gama idelógica que se pueda una imaginar confluyendo en un tema musical ( y su/s intérpretes)... Desempolva en mi memoria interesantes debates, equipo de música al lado, escuchando cada tema.

Andrea Naranjo said...

Y claro Dylan es laico, occidental, la revolución es la desobediencia civil, la revuelta como derecho y arama para cambiar las cosas que están mal.
para marley el "mal" es el occidente católico y protestante y el mundo islámico ( la famosa babylon) y el bien es el judaísmo de salomón a al que pretendían retornar y no había otro camino que la guerra y la destrucción de todo aquello que había oprimido ( babylon) al pueblo africano y sus descendientes a los cuales se les había negado el contacto con su natural judaísmo.
y.. el homo sapiens, animal de fanatismos

Miguel Rivera said...

Estoy tomando un curso sobre la representacion de la Revolucion Mexicana y una cosa curiosa es la vision desencantada de la revolucion, incluso en textos tan tempranos como Los de Abajo, escrita cuando la guerra aun no terminaba. Esa vision es una constante: la revolucion triunfante no es mas que una caricatura. La conclusion parece ser una suerte de resistencia: hay que cerrarse y defender lo que queda ante el Estado. Esto se ve en Recuerdos del Porvenir, esplendida novela de Elega Garro aparentemente ninguneada por el machismo que aun imperaba en Mexico cuando aparecio.
Tambien en El Gesticulador, la obra de teatro de Usigli, en los cuentos de Cartucho, etc.
Pero este cerrarse, esta resistencia, implica una renuncia a transformar la historia. En ese sentido, la literatura mexicana posrevolicionaria parece tener un rasgo posmoderno: la idea de que no se puede darle a la historia la direccion que uno quiere, de que la historia es mas un caos que un orden.
En que se convierte el mito de la revolucion en otros paises en los que la revolucion triunfo? La nueva trova cubana es un tanto conservadora. El vanguardismo ruso de los 20 no tardo en desaparecer.
No se nada sobre la cancion de protesta en la Francia del XVIII ;)
(disculpen la falta de acentos)